loading...

Nicaragua: Bello Amanecer

Fundación Hedwig y Robert Samuel

El conocimiento es futuro

En el marco de un proyecto del Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales alemán, la Fundación Samuel realizó en el año 2000 la ampliación del colegio «El Divino Salvador» en Bello Amanecer, un barrio de Ciudad Sandino, al oeste de Managua. El colegio fue fundado, administrado y dirigido por la comunidad religiosa del mismo nombre, con el objetivo de ofrecer a tantos niños y jóvenes como fuera posible de los barrios «Bello Amanecer» y «Vista Hermosa» una perspectiva basada en los estudios. Muchos de los niños procedían de familias numerosas que viven en condiciones de extrema pobreza. Las escuelas de esta zona no tienen plazas suficientes para cubrir la demanda.

Tres nuevas promociones en la Fundación

La Fundación ayudó a la comunidad religiosa en el proyecto de ampliación de la escuela en Bello Amanecer, a fin de aumentar la oferta de plazas de escolarización y mejorar las oportunidades de obtener una plaza de formación mediante la apertura de tres nuevas promociones del ciclo secundario (equivalentes a la Educación Secundaria Obligatoria). 

En Nicaragua, la escolarización obligatoria incluye los primeros 6 años (primaria), la enseñanza secundaria es voluntaria.  El título de primaria apenas ofrece oportunidades en el mercado laboral, por lo general solo permite acceder a trabajos de ayudante mal pagados. El requisito básico para poder acceder a una formación profesional cualificada es aprobar los 5 años de secundaria, en la que después de tres años debe realizarse el examen básico, requisito imprescindible para acceder a numerosas formaciones profesionales.

Una cooperación de futuro

El proyecto de colaboración entre la comunidad religiosa y la Fundación ha permitido construir seis aulas y equiparlas con pupitres, ventiladores, mesas y sillas. De esta manera se ha podido aumentar un 149 % el número de escolarizados de primaria, y por primera vez se ha podido ofrecer clase a los alumnos de educación secundaria. Muchos de los alumnos de secundaria no podrían haber acudido a un colegio fuera de Bello Amanecer o de Vista Hermosa, ya que los costes de transporte y alimentación habrían sido excesivos para las familias.   

El colegio El Divino Salvador contribuye a formar a futuros trabajadores y técnicos, muy demandados en Nicaragua, ya que muchos más estudiantes podrán realizar el examen básico y, al mismo tiempo, la ampliación ha supuesto una notable descarga económica para las familias afectadas. También en este caso, la Fundación Samuel —bajo el lema «Give youth a chance»— ha ayudado a los jóvenes de manera directa e inmediata y ha realizado su contribución para un futuro mejor.